ORDEN MODULOS 2019

ORDEN DE MODULOS 2019

 

La semana pasada entró en vigor la Orden HAC/1264/2018, de 27 de Noviembre, por la que se desarrollan para el año 2019 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor AñadidoEl BOE confirma que el sistema de módulos para 2019 se mantiene como hasta ahora.

 

Se trata de una noticia muy esperada por todos los autónomos que se acogen al método de estimación objetiva. Que aunque ya se había adelantado por el Gobierno, viene a tranquilizar al sector.

 

Según esta Orden, Hacienda extiende la aplicación de los límites actuales para el sistema de módulos, que serán los que se apliquen también en 2019.

 

La norma mantiene también la cuantía, módulos e instrucciones para su aplicación para el año 2019.

 

La polémica se ha mantenido hasta última hora ya que, aunque finalmente no se ha hecho, el Gobierno tenía la intención de rebajar el límite a 150.000 euros.

 

Aunque este año no se va a aplicar, las intenciones de AEAT son claras, reducir los límites para la aplicación del Sistema SII de forma que más empresas se acojan a este sistema de suministro de inmediato de información. Esto implicaría llevar un mayor control sobre la facturación y evitaría situaciones de fraude.

AUTONOMOS GASTOS

Los autónomos podrán deducirse las comidas fuera del domicilio

Soy autónomo, ¿necesito ticket o factura para deducir los gastos de comida?

 Los trabajadores autónomos podrán deducirse las comidas si se hacen en restaurantes y se pagan con cualquier medio electrónico. El Ministerio de Hacienda ha aclarado hoy que los autónomos podrán deducirse los gastos de manutención realizados durante el desarrollo de su actividad siempre que se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería, y se paguen con cualquier medio electrónico.

Esta medida está contemplada en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, que entró en vigor el pasado 26 de octubre, salvo para algunos aspectos como las desgravaciones de comidas y suministros, que no empezarán a aplicarse hasta el 1 de enero de 2018.

El máximo a deducir es de 26,67 euros de gasto máximo en territorio nacional y de 48,08 euros en el extranjero

Estas cantidades se duplican si, además, como consecuencia del desplazamiento se pernocta.

Dicho artículo de la recién estrenada Ley de Autónomos modifica, a su vez, el artículo 30, apartado 2, de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por lo que hay que tener muy claro que las deducciones sólo afectan a este impuesto.

La justificación de los gastos ante Hacienda para poder deducirlos es una preocupación de cualquier trabajador por cuenta propia. En lo que se refiere a los gastos de comida, la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, ya con plena vigencia, ha venido a aclarar la situación: hay que presentar el resguardo de haber pagado con tarjeta.

 Siempre en el caso del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y cuando el contribuyente tributa en régimen de estimación directa, la Ley de Autónomos ha introducido la clave al establecer que los gastos de manutención serán deducibles “siempre que se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago”.

Los autónomos ya no necesitarán demostrar con documentación variada que ese gasto se ha producido o que se relaciona con su actividad económica. “El resguardo o ticket del pago con tarjeta ofrece una trazabilidad de la operación. Por sí mismo sirve para que Hacienda se asegure que el pago se ha hecho.

Efectivamente, dicho resguardo, además del importe, contiene información sobre el establecimiento, la localidad y, sobre todo, el titular de la tarjeta.

En todo caso, aunque no hay obligación, no está de más que los contribuyentes guarden todos aquellos documentos acreditativos de un pago. Este es un consejo clave de todos los asesores fiscales. Cuanto más se demuestre a Hacienda, en un momento dado, la actividad desarrollada mejor se evitará problemas en el futuro.

PUBLICIDAD

El Ministerio ha aclarado también que los suministros de la vivienda de los autónomos que trabajen en su casa serán deducibles en el porcentaje que resulte de aplicar el 30 % que establece la ley a la parte proporcional de la vivienda atribuible a la actividad económica, “salvo que se pruebe otro porcentaje”.

Según el ejemplo que pone Hacienda, si la vivienda del profesional tiene 100 metros cuadrados de los que 40 se destinan a la actividad económica, el contribuyente tendrá que calcular el 30 % de esos 40 metros cuadrados, de lo que resulta 12, que será el porcentaje a deducir de los gastos por suministros.

Siguiendo con el mismo ejemplo, si los gastos anuales por suministros de la mencionada vivienda ascienden a 5.000 euros, el autónomo podrá deducirse el 12 % de esa cantidad, que son 600 euros.

Según Hacienda, se entiende por tales suministros los correspondientes a agua, gas, electricidad, telefonía e internet.

Qué gastos son deducibles para los autónomos?

 

Los impuestos pueden llegar a ser un quebradero de cabeza para los autónomos, pero es algo con lo que todos tienen que lidiar cada día. Sin embargo, conociéndolos mejor y sabiendo qué gastos son deducibles, es posible aligerar la que a veces es una pesada carga para estos profesionales.

El seguro de enfermedad

Es un seguro que cubre la incapacidad temporal por accidente o enfermedad.

Los requisitos para poder deducir gastos

Antes de entrar en detalles, es imprescindible asegurarse de que los gastos del autónomo cumplen con los requisitos de Hacienda para que se puedan deducir fiscalmente. Por norma general se tienen que cumplir cuatro condiciones:

  1. Estar relacionados con su actividad económica. Puede parecer lógico pero a la hora de la verdad, no suele ser nada fácil separar los gastos que provienen del trabajo de los que no lo son. Son especialmente difíciles aquellas cosas de las que se puede hacer un uso laboral y un uso privado. La clave para cumplir este requisito es tener en cuenta que si Hacienda revisa las cuentas, el autónomo tendrá que demostrar que los gastos son necesarios para desarrollar su profesión.
  2. Estar debidamente justificados. Facturas, recibos, extractos bancarios… Hay varias formas de justificar una compra que se haya realizado. Así que es muy importante pedir factura siempre para cualquier gasto.
  3. Estar registrados en los ‘libros contables’. Pueden estar en papel o formato electrónico. No tiene que ser un documento concreto, con un fichero Excel es suficiente.
  4. Estar imputados al ejercicio que corresponda. Es decir, que los gastos que se quieran deducir tienen que estar asociados al periodo en el que se hayan generado.

Los cinco principales gastos deducibles para autónomos

Para empezar es necesario tener en cuenta que los gastos deducibles dependen de muchos factores. El ‘régimen de tributación’ al que esté acogido el autónomo o el tipo de actividad que desarrolle, son algunos de ellos.

A pesar de esto, hay gastos que son deducibles para todos los autónomos. Estos son los principales:

  • Seguro por enfermedad y asistencia médica: las primas que cubran al autónomo, a su cónyuge o a sus hijos menores de 25 años que vivan en el mismo hogar, son gastos deducibles en el IRPF. Lo máximo que cada persona se puede desgravar son 500 euros cada año. O 1.500 euros para los miembros de la familia que tengan alguna discapacidad. Además, existen otras formas de ahorrar con el seguro siendo autónomo.
  • Vivienda y suministros: si se trabaja desde casa, se puede descontar la parte que corresponda a los suministros del espacio, teniendo en cuenta los días y horas trabajadas. Esto incluye gastos como hipoteca, agua, electricidad, teléfono, gas, internet, etc. Lo habitual es que la deducción sea de al menos el 50% de estos gastos. Si la vivienda es de alquiler, solo se puede deducir el IRPF, pero no el IVA. A no ser que el propietario haga un contrato de alquiler con IVA o uno doble; con IVA para la parte de la casa que se utiliza para trabajar y sin IVA para el resto.
  • En una situación así es bastante complicado justificar lo que se utiliza para la actividad laboral y lo que no. Por ejemplo, para la luz, sería necesario tener dos contadores distintos.

Nueva ley de autónomos: lo que hay que saber

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo) aprobada hace muy poco. Incluye mejoras fiscales, laborales y de Seguridad Social para los autónomos. Cuando esté vigente, quien trabaje en casa podrá deducirse una parte de los gastos de luz, agua, electricidad, teléfono e internet. La cantidad concreta será el resultado de aplicar el 30% a la proporción entre la superficie total de la casa con respecto a la que se destine a trabajar, salvo que pruebe un porcentaje superior o inferior.

  • Dietas: a día de hoy es posible rebajar de la declaración lo que se invierta en comidas de trabajo con clientes. Teniendo en cuenta que siempre tienen que tener sentido con la actividad desarrollada. Cuando se aplique la nueva ley, se podrán deducir hasta 26,67 euros de gasto diario de manutención si el autónomo necesita comer fuera de casa por motivos laborales. Para ello, es necesario pagar de forma electrónica o con vales de comida, para que se pueda comprobar el precio, el lugar o el día en el que se haya realizado un gasto. Además tienen que ser consumiciones hechas en días laborales y en restaurantes o cafeterías.
  • Vehículo particular: del vehículo y los gastos que provienen de su uso (mantenimiento, aparcamiento, combustible, seguro, peajes, etc.), se puede deducir hasta un 50% del IVA. Si se utiliza para el transporte de viajeros o mercancías (taxis, autoescuelas, repartidores, transportistas, etc.), se puede deducir el 100%. El IRPF, en cambio, sólo se podrá deducir si se usa exclusivamente para trabajar (y es demonstrable). Aquí la ley también incluye buenas noticias. Podrá desgravarse el 50% de lo que se gaste en la gasolina de un vehículo que se utilice solo para trabajar.
  • Desplazamientos, hoteles y viajes: la deducción es aplicable a los gastos de viajes profesionales, desplazamientos en transporte público y estancias en hoteles. Una vez más, siempre que estén relacionados con la actividad e ingresos del autónomo.

Gastos que nunca se pueden ahorrar

La ley indica que hay ciertos gastos que no son deducibles. Son aquellos que corresponden a multas, sanciones, recargos por retraso en pagos, donativos —aunque si se hace un donativo a alguna entidad pública, puede deducirse hasta un 30% del gasto—, pagos realizados en paraísos fiscales y el IVA que resulte deducible en la declaración del tributo. Tampoco lo son las compras hechas en supermercados, bares, o la ropa (a no ser que sea ropa de trabajo). Finalmente, es importante tener en cuenta que el derecho a la deducción del IVA caduca a los cuatro años desde que se emite una factura.

 

PLUSVALIA MUNICIPAL

 

El TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, dictamino en meses pasados la ilegalidad del impuesto.

 

Ahora el Tribunal Supremo nos viene a decir, corrige al TC, indicando que no es inconstitucional tal impuesto municipal.

 

Nos indican varios parámetros, que no estaban claros y que ahora se matizan:

 

Corresponde al sujeto pasivo del IIVTNU probar la inexistencia de una plusvalía real conforme a las normas generales sobre la carga de la prueba previstas en la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (« LGT») [mandato que no conlleva una quiebra de los principios de reserva de ley tributaria o del principio de seguridad jurídica]. Puede el obligado tributario demostrar que el terreno no ha experimentado un aumento de valor

 

Demostrada la inexistencia de plusvalía, no procederá la liquidación del impuesto (o,

En su caso, corresponderá la anulación de la liquidación practicada o la rectificación de la autoliquidación y el reconocimiento del derecho a la devolución); y (3) tercero, en caso contrario, habrá de girarse la correspondiente liquidación cuantificándose la base imponible del impuesto de conformidad con lo previsto

 

1.- Corresponde al obligado tributario probar la inexistencia de incremento de valor del terreno onerosamente transmitido.

 

2.- Para acreditar que no ha existido la plusvalía gravada por el IIVTNU podrá el sujeto pasivo (a) ofrecer cualquier principio de prueba, que al menos indiciariamente permita apreciarla, como es la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión que se refleja en las correspondientes escrituras públicas [cuyo valor probatorio sería equivalente al que atribuimos a la autoliquidación del Impuesto sobre Transmisiones

 

Aportada -según hemos dicho, por cualquier medio- por el obligado tributario la prueba de que el terreno no ha aumentado de valor, deberá ser la Administración la que pruebe en contra de dichas pretensiones para

DIFERENCIA ENTRE DOMICIO FISCAL Y SOCIAL

DIFERENCIA ENTRE DOMICIO FISCAL Y SOCIAL

¿Qué es el domicilio social?.

¿Qué es el domicilio fiscal?.            

¿Cuál es la diferencia entre domicilio social y domicilio fiscal?.          

¿Quién puede cambiar de domicilio social?.          

Cómo realizar un cambio de domicilio social

¿Sabes cuál es la diferencia entre domicilio social y domicilio fiscal? ¿Y las implicaciones que trae el cambio de domicilio social tras la entrada en vigor del repentino Decreto-ley?

Me refiero al Real Decreto-ley 15/2017, de 6 de octubre, de medidas urgentes en materia de movilidad de operadores económicos dentro del territorio nacional, cuyo fin es facilitar y acelerar el proceso de cambio de domicilio social. Este real decreto ley tiene rango de ley y tiene vigencia desde su publicación en el BOE

Relájate, yo me encargo¿Quieres cambiar de domicilio social?

Según la Ley de Sociedades de Capital y la Agencia Tributaria, se entiende por domicilio social y domicilio fiscal, los siguientes conceptos:

¿Qué es el domicilio social?

Definición de domicilio social: “El lugar en que se halle el centro de su efectiva administración y dirección, o en el que radique su principal establecimiento o explotación”.

¿Qué es el domicilio fiscal?

Definición de domicilio fiscal: “El lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria y el que determina la adscripción a una oficina tributaria determinada”

¿Cuál es la diferencia entre domicilio social y domicilio fiscal?

Para entendernos, el domicilio fiscal implica el mero registro frente a la Administración en la recepción de requerimientos, donde van a llegarte los avisos, comunicaciones y temas con la Administración,. Es decir, el domicilio fiscal será vinculante para el cumplimiento de obligaciones tributarias a efectos de procedimientos administrativos y de control fiscal.

Por su parte, el domicilio social se determina como el centro neurálgico de un negocio, donde se desarrolla la mayor parte de la actividad y desde donde se efectúa la gestión administrativa de la empresa.

¿Quién puede cambiar de domicilio social?

En 2010 los administradores sólo tenían potestad como órgano competente para realizar el cambio de domicilio social a nivel municipal. En 2015 las cosas cambiaron y el administrador podía modificar el domicilio social de la empresa a cualquier enclave dentro del país, “salvo disposición contraria de los estatutos”.

Es decir, según la normativa vigente hasta el pasado viernes, una empresa podría cambiar inmediatamente de sede social si así lo dispusiera su administrador, a no ser que en los estatutos se estableciera algo en contra o no se contemplara. En el segundo caso, la situación obligaría a la celebración de una junta general, un largo proceso que determinaría si el cambio de domicilio social es o no factible.

Con la entrada en vigor del nuevo decreto, el administrador tiene por defecto la competencia de cambiar la dirección social a no ser que en los Estatutos se haga mención expresa a lo contrario.

Además, tras la aprobación del mencionado real decreto,  sólo se entenderá que hay disposición contraria de los estatutos si después de la modificación de la Ley se aprueba cambiar los estatutos de forma expresa para quitarle al administrador u órgano de administración (si lo componen más de una persona).

Cómo realizar un cambio de domicilio social

El  cambio de domicilio social de una empresa o sociedad de capital sigue un proceso similar al estipulado en el pasado. Las modificaciones se orientan más bien en torno al marco normativo que permite la realización de dicho trámite.

De forma resumida, el cambio de domicilio social se lleva a cabo mediante la elaboración de unas nuevas escrituras sociales ante un notario. Posteriormente, se debe proceder a su inscripción en el Registro Mercantil correspondiente de la provincia donde queramos realizar el traslado.

Ten en cuenta que debes presentar el modelo censal 036 y comunicarlo también a la Seguridad Social en los 6 días naturales inmediatamente posteriores al cambio de domicilio social.

De todos modos, como ya sabes, en nuestra asesoría de empresas somos expertos en realizar todo tipo de gestiones relacionadas con la actividad de una sociedad. Nuestro departamento jurídico y equipo de gestores expertos pueden encargarse de todo si estás interesado en un cambio de domicilio social.

 

 

Trabaja con UNA DE LAS MEJORES asesorías DE MADRID – SUR.

,

REFORMA DEL ESTATUTO DEL TRABAJADOR AUTONOMO

REFORMA DEL ESTATUTO DEL TRABAJADOR AUTONOMO.

¿Cuándo entra en vigor la tarifa de 50 euros plana ampliada  a 12 meses?

La tarifa plana ampliada a 12 meses no entraría en vigor hasta enero de 2018 coincidiendo con la publicación de los Presupuestos Generales del periodo.

Qué es la tarifa plana autónomos

La tarifa plana autónomos consiste principalmente en una rebaja del pago mensual a la Seguridad Social. Dicha reducción, de carácter temporal, disminuye la cuantía total de la cuota como autónomos desde los 275 euros € (cuota mínima mensual) hasta los 50 euros justos.

Es una medida promovida con el objetivo, no pueden encontrar trabajo por cuenta ajena.

Requisitos y condiciones de la tarifa plana en la cuota de autónomo 2017

Las 3 condiciones y requisitos que a día de hoy hay que cumplir para poder acceder a esta ayuda son las siguientes:

No haber estado dado de alta como autónomo: a partir de enero de 2018, sólo tendrás que haber estado 2 años de baja en el RETA desde la última fecha de actividad por cuenta propia, 3 años si ya solicitaste la bonificación.

No administrar una sociedad: los autónomos societarios pagan una cuantía superior (319’16 €) y no pueden acogerse a esta medida.

No ser autónomo colaborador o pluriactivo: los colaboradores (familiares) y pluriactivos (autónomos y trabajadores por cuenta ajena) tienen sus propias bonificaciones y no se pueden acumular con la tarifa plana.

No tener ninguna deuda pendiente con la Seguridad Social o Hacienda

Hasta hace un tiempo tampoco se podía tener trabajadores contratados como requisito para solicitar la tarifa plana autónomos, pero en octubre de 2015 se eliminó esta condición para favorecer la contratación y el desarrollo de proyectos de cierta envergadura. Iniciativa aplaudida por gran parte del colectivo emprendedor al evitar quedarse fuera de la palestra con esta bonificación.

Igualmente, solo quedan excluidos de la tarifa plana autónomos aquellos que hayan desarrollado actividad como trabajadores por cuenta propia recientemente, también los administradores societarios, los autónomos colaboradores y los autónomos pluriactivos que elijan beneficiarse de la bonificación correspondiente a aquellos que cotizan en ambos regímenes de la seguridad social.

¿Cuánto se paga de cuota con la tarifa plana?

¿En cuánto se queda la tarifa plana de autónomos? El hecho de que se llame popularmente “tarifa plana de 50 euros” hace que mucha gente se piense que solo es una bonificación en la que se pagan unos meses 50 € al mes en vez de los 275 € habituales. Ni mucho menos.

La ayuda se extiende por 30 meses para aquellos solicitantes menores de 30 años. Además, la cuantía de la cuota se incrementa y aumenta progresivamente en tramos o períodos de tiempo, de la forma siguiente:

·         ¿Cómo quedará la tarifa plana con la Nueva Ley de Autónomos?

1er tramo: 12 meses a partir de enero de 2018. Se aplica una reducción del 80% en la cuota. La Ley de Fomento del Trabajo Autónomo redondeó la cantidad resultante en el descuento hasta los 50 euros.

2º tramo: En los seis meses siguientes de actividad, del mes 13º al 18º de actividad se aplica el 50% de reducción durante un semestre sobre las bases de cotización y tipos vigentes.

3er tramo: Seis meses de vigencia, desde el mes 19º al 24º en los que se aplica un 30% de reducción en la cuota, haciendo un total de dos años de bonificación.

¿Requisitos tarifa plana autónomos mayores de 30 años?

Si eres mayor de 30 años no tendrás problemas para acceder a la tarifa plana.

Los requisitos para acceder a la bonificación de tarifa plana autónomos siendo mayor de 30 años son exactamente los mismos. La mala noticia es que, si eres trabajador por cuenta propia y hombre mayor de 30 años o mujer autónoma mayor de 35sólo podrás disfrutar de la bonificación durante los primeros 18 meses y no 30, como en el caso anterior.

 

 

Tarifa plana para autónomo con trabajadores

Con la entrada en vigor de la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo, se posibilita la opción de contratar personal y seguir disfrutando del descuento don la tarifa plana autónomos.

Tarifa plana para autónomo colaborador

Los autónomos colaboradores son aquellos que son contratados por un familiar que vive en la misma vivienda y trabaja junto a él. Por ejemplo podría ser un marido que contrata a su mujer o alguien que contrata a su hijo.

La tarifa plana no es accesible para los autónomos colaboradores. Estos tienen su propia bonificación (una reducción del 50% de la cuota) y no es compatible con estos Autónomos en régimen de pluriactividad

Si tienes la suerte de haber encontrado tu hueco en el plano laboral de ambos regímenes, es decir, estás contratado como asalariado en una empresa y, además, eres trabajador por cuenta propia, debes saber que tienes la opción de acceder a la bonificación por pluriactividad  o a  la tarifa plana autónomos. 

 

DOCUMENTOS PARA LA RENTA 2016

DOCUMENTOS PARA LA DECLARACIÓN DE LA RENTA EJERCICIO 2016

– DECLARACIÓN DE LA RENTA DEL AÑO ANTERIOR (2015).

– RENDIMIENTOS DE TRABAJO PERSONAL, certificado de retenciones de todas las Empresas donde trabajo durante el año 2016.

– PENSIONISTAS, CERTIFICADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL (advertir sí la pensión es de algún grado de invalidez).

– CUOTAS PAGADAS a Sindicatos, Colegios Profesionales etc.

– RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBILIARIO, certificados de bancos con los intereses abonados (cuentas corriente, fondos, plazos fijos, letras tesoro, acciones etc.) y saldo al 31/12.

Y también las cuentas en el extranjero.

– EMPRESARIOS, DECLARACIONES MODELO 130, 131, 303 y 390.

– VIVIENDA/ S: ultimo recibo de bienes inmuebles año 2016 ( los recibos de todas ellas incluidas las alquiladas, desocupadas y plazas de garaje y viviendas en el extranjero).

– VIVIENDA HABITUAL: si sé esta pagando HIPOTECA, justificantes de todos los pagos realizados durante 2016, por cualquier concepto (intereses, capital, notario y seguro de vida siempre que esté incluido en la escritura de hipoteca etc.).

VIVIENDAS Y LOCALES ARRENDADOS: cantidades cobradas y gastos producidos por su alquiler.

– PAGOS POR ALQUILER DE VIVIENDA HABITUAL.

– INCREMENTOS PATRIMONIALES, indemnizaciones, herencias etc.

– PLANES Y FONDOS DE PENSIONES.

 -DEDUCCION POR MATERNIDAD: certificado de cotizaciones mensuales efectuadas a la Seguridad Social.

-GASTOS DE ESCOLARIDAD, solo en el caso de clases de idiomas etc.

– PENSION COMPENSATORIA Y ANUALIDADES, pagadas o recibidas durante el  2016.

– DATOS DE LOS HIJOS Y FAMILIARES DE CONVIVA CON EL DECLARANTE,     DNI, NOMBRE Y APELLIDOS, AÑO DE NACIMIENTO Y PARENTESCO